Científicamente, la luz del sol tiene muchos beneficios para nuestro cuerpo. Aquí hay siete buenas razones para salir y tomar el sol.

1. Mejora el sueño
El cuerpo crea una hormona llamada melatonina que es fundamental para ayudarlo a dormir. Debido a que el cuerpo comienza a producirla cuando está oscuro, habitualmente comienza a sentirse somnoliento dos horas después de que se pone el sol, que es una de las razones por la que nuestro cuerpo permanece despierto de manera natural más tarde en el verano.

Las investigaciones indican que una hora de luz natural por la mañana lo ayudará a dormir mejor. La luz solar regula el ritmo circadiano diciéndole al cuerpo cuándo aumentar o disminuir los niveles de melatonina. Por lo tanto, cuanta más exposición a la luz del día, mejor producirá melatonina el cuerpo cuando sea la hora de irse a dormir.

Relacionado: Cómo elegir protector solar y cuándo volver a aplicarlo

2. Reduce el estrés
La melatonina también reduce la reactividad al estrés y estar al aire libre ayudará al cuerpo a regular la melatonina de forma natural, lo que puede ayudar a reducir el nivel de estrés. Además, debido a que a menudo realiza actividades físicas cuando se encuentra al aire libre (caminar, jugar, etc.), ese ejercicio adicional también lo ayuda a reducir el estrés.

3. Mantiene los huesos fuertes
Una de las mejores (y más fáciles) maneras de obtener vitamina D es estar al aire libre. El cuerpo produce vitamina D cuando se expone a la luz del sol; unos 15 minutos al sol al día son suficientes si tiene la piel clara. Y dado que la vitamina D ayuda a su cuerpo a mantener el calcio y evita que los huesos se vuelvan frágiles, delgados o deformes, tomar el sol puede ser justo lo que recetó el médico.

4. Ayuda a mantener el peso
Salir al aire libre durante 30 minutos entre las 8 a.m. y el mediodía se ha relacionado con la pérdida de peso. Por supuesto, podría haber otros factores para esto, pero parece que hay una conexión entre la luz del sol en las primeras horas de la mañana y la pérdida de peso.

5. Fortalece el sistema inmunológico
La vitamina D también es fundamental para su sistema inmunológico, y con una exposición constante a la luz del sol, puede ayudar a fortalecerlo. Un sistema inmunológico sano puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades, infecciones, algunos tipos de cáncer y la mortalidad después de cirugías.

6. Combate la depresión
No se trata solo de una idea; hay una razón científica por la que tomar el sol mejora su estado de ánimo. La luz del sol aumenta el nivel de serotonina del cuerpo, que es una sustancia química que mejora el estado de ánimo y lo ayuda a mantenerse calmado y concentrado. Una mayor exposición a la luz natural puede ayudarlo a aliviar los síntomas del trastorno afectivo estacional, un cambio en el estado de ánimo que suele ocurrir en los meses de otoño e inverno, cuando hay menos horas de luz del sol.

7. Puede darle una vida más larga
Un estudio que siguió a 30,000 mujeres suecas reveló que las que pasaban más tiempo al sol vivían de seis meses a dos años más que las que tenían menos exposición al sol. Es necesario realizar más investigaciones en esta área, pero es algo que los científicos siguen investigando.

Relacionado: 5 formas efectivas de aliviar las quemaduras solares en casa

Por supuesto, un poco de luz del sol puede hacer mucho (y demasiado es dañino para la piel). Dependiendo del tono de la piel, los científicos estiman que el cuerpo puede producir vitamina D en aproximadamente 5 a 30 minutos al sol. Si usa protector solar, es posible que no produzca tanta vitamina D. Si está al aire libre para tomar la vitamina D que tanto necesita, no exponga la piel desnuda más de 5 a 30 minutos.